Autopsia

Los forenses trazaron una linea recta con el bisturí que iba desde el pecho hasta el ombligo del chico. Joder, pongamos que el chaval tenía veinte años. Dos míseras decadas y allí estaba: abierto en canal por una panda de oportunistas con bata y diploma. Solo con uno de ellos encima, adivinad cual. Mierda, se me vuelve a ir la cabeza. Lo siento, lo siento.

El caso es que allí estaban, dos licenciados en cirugía forense y un chico de veinte años muerto. Hasta ahí todo normal, como siempre. Otro puto lunes, un café y al tajo. Nunca mejor dicho.

Lo que no era normal era lo que encontraron dentro del chaval. Donde debían estar la caja torácica, los pulmones, páncreas, corazón y las demás cosas que hacen que un cuerpo funcione, solo había mierda. Un montón de material fecal. El chico estaba lleno de mierda. Mierda marrón y espesa.

No daban crédito a lo que veían. Su asco y estupefacción dio paso a arcadas y vómitos. Y éstos a euforia por el inusual hallazgo. Me cago en la puta, tenían a un crío con setenta quilos de apestosa mierda en su interior. Seguro que ganaban un importante premio científico. Sus nombres aparecerían en las enciclopedias, y posarían en fotos junto a la gran masa de antropo-defecación que acababan de encontrar. Y serían famosos.

La historia me la contó un primo mío, os aseguro que es cierta.

Al final no ganaron ningún puto premio, qué vamos a hacerle. Pero, en su lugar, salieron en numerosos programas de televisión e hicieron charlas por todo el estado sobre su experiencia. La comunidad científica empezó a especular contra ellos, diciendo que fueron los que metieron toda esa mierda dentro del chaval. Ambos perdieron su empleo. Hubo juicios y mil movidas, todo muy desagradable. Uno de ellos se suicidó debido a la presión de los medios. Salir de tu casa para que un ejército de paparazzis te pregunte sobre la mierda que encontraste no debe ser algo fácil de llevar a la larga. Creo que el otro se hizo vendedor de seguros en un pueblo del extrarradio o algo así, no me hagáis mucho caso.

Yo aún me sigo preguntando por qué ese chaval estaba lleno de mierda.

Pánico Víctor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s