El libro de las perversiones – Luis Antonio de Villena

Hace un par de años me topé por casualidad con este libro en la magnífica librería madrileña Petra´s Bookshop y entre encargo y pedido decidí comprarlo, movido por el morbo puro y duro.

 

Haciendo honor al título, este corto volumen narra de manera escueta diferentes “perversiones”, desde la        masturbación y el frotismo a la cropofagia y la necrofilia.

Si bien cabe destacar un punto de vista interesante sobre el asunto (la idea subyacente de que el “pervertido” se   recrea más con la idea de su perversión más que en la realización de ésta), Villena nos desgrana una cantidad notable de anecdotario de pintores y escritores notables y sobradamente conocidos personajes históricos que padecieron (o disfrutaron) de las filias a tratar en cada capítulo.

Esto aporta notables cantidades del chafardeo y cotilleo bienintencionado, amen de numerosas referencias a autores y libros estupendos, que reconozco he leído motivada por este volumen.

 

Aunque a nadie le sorprendan las historias sórdidas sobre personajes públicos, es notable la idea de normalización que el autor muestra a lo largo de la recopilación y que se te acaba pegando.

Las únicas pegas serían la nefasta edición de Planeta (hasta ahora la única que he encontrado) que incluye unas fotografías y grabados colocados y apelotonados en una sola cara cada pocas páginas que además no concuerdan con el capítulo  que se está leyendo, lo que crea un poco de confusión y cierta sensación de “que-cojones-pinta-esto-aquí”.

La otra cosa, pese a que este libro me encanta, es que Villena a veces resulta demasiado… cursi. Pese a que escribe bien, y se lee en dos patadas, a veces peca de exceso, resultando meloso y cargante en demasía, abusando de las figuras retóricas y las formas literarias en algunos casos hasta bordear la diabetes.

Es curioso que cuando más prolijo se muestra es cuando narra las anécdotas propias o de conocidos, que pueblan buena parte del libro, tratando además de temas cada vez más escabrosos, dándonos a entender que al señor Villena no le faltan amigos de lo más guarrete… O quizás lo que le sobra es una imaginación desbordante…

En cualquier caso, un libro rápido, fácil y muy entretenido que te hará pensar que eres jodidamente soso en la cama.

Artículo de Bookakke

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s