Japón para tontos

Luffy, tus amigos no te olvidan

Siempre me he sentido atraído hacia las culturas e idiosincrasias orientales. Encuentro fascinantes la historia y costumbres de estados asíaticos, el por qué de determinadas actitudes ante la vida y la razón de las divergencias entre naciones.

De entre todas esas culturas, he de reconocer que tengo un afecto especial hacia la nipona. Japón es un país moderno y puntero en tecnología y medios, que no por ello deja de estar ligado por fuertes lazos a una tradición ancestral de respeto y sacrificio comunal. Entender su funcionamiento conlleva tener en cuenta muchos detalles que, incluso a un ojo entrenado, se le pueden pasar por alto.

ronin-00-1

Quizás por eso encuentro tan odiosa la cultura Otaku.

El término, que en japonés actual es utilizado para referirse a cualquier tipo de afición obsesiva, se ha venido haciendo popular en Occidente por la acepción que hace referencia al gusto exagerado por el manga, anime y/o cosplay.

sempaEl delito de dicho “movimiento cultural”, la razón por la que expo-mangas varios y “semanas de Japón” diversos deberían ser hechos volar en pedazos no es la insistente (y patética) manía de cierto grupo de jóvenes granudos a disfrazarse de horrendas copias de las, por lo demás, muy buenas ilustraciones niponas (que también). El daño reside en el hecho de que ese puñado escaso (aunque creciente) de mocosos llenos de purpurina y abdominales pintados con plastidecor, que añaden a sus nombres los sufijos -chan, -kun, -san, etc.. creen entender la totalidad de una de las culturas más complejas del mundo.

5024345477_c9f5dabfab_z

 Porque a ver, todo el mundo tiene hobbys. Y no todos suelen radicar en sentarse a charlar de Schopenhauer sujetándose el bombín. Pero hay límites.

El argumento puede parecer banal o pedante. Pero para un amante de dicha cultura, que se pasa más de alguna hora a la semana quemándose las pestañas con la luz del flexo curioseando sobre el tema, verse sustituido por esa caterva de pagafantas con espadas de cartón duele.
Y ya no digo nada de la propaganda que rodea el asunto.

Y conste que soy consciente de que a día de hoy, la cultura japonesa (juvenil) es mucho más cercana al tal Luffy o Inuyasha de turno, que a gente como Yukio Mishima o Saigo Takamori. Pero reducir al absurdo y al levantamiento de faldas de quinceañeras a un país capaz de encerrar tanto encanto resulta, como mínimo triste.

mishima-sword.lg Entender Japón no es saber cocinar sushi o servir el té adecuadamente. No es pintarse una cicatriz de pega y ponerse una cinta con una banda de latón y decir que eres el último maestro combatiente de pueblo paleto. Y por Dios que no es ir a ver “El último samurái” como si de una película histórica se tratase.

Es comprender, en palabras de los propios japoneses, la belleza de la coexistencia de la tradición más irrompible y el respeto más absoluto, es comprender al kamikaze y al calígrafo, es, por citar el título del estudio antropológico de Ruth Benedict, la pervivencia de los contrarios como parte de un todo, el crisantemo y la espada. Mal que me pese, es entender también la existencia del otaku del manga y saber cual es su papel en esa sociedad.

FairyTailSpain Cosplay GraytEl manga, el cosplay. el hentai, el anime…son fenómenos que han pasado de tener las características de un hobby a las de una secta por una serie de motivos que suelen pasarse por alto.

Pese a haber tenido siempre una rica cultura pictórica y erótica, la fuerza del cómic japonés tiene su mayor escalada en las décadas que siguen al final de la segunda guerra mundial, momento en el que el capitalismo más salvaje se adueñó de un país que se había rendido sin condiciones, profanando incluso su mayor baluarte idiosincrático, la figura del emperador.

El fandom de este tipo de dibujo y temática es el resultado de un esfuerzo continuado y abiertamente favorecido por acabar con todo lo que precedió a Hiroshima y Nagasaki y representan, a un a día de hoy, un shock para la generación anterior y un motivo de consternación entre sociólogos y padres, los cuales tienen que hacer frente al expandirse de los hikikomoris y a la pérdida de empatía y valores.

fausto_viii_shaman_king_by_dantedart-d38h5u1

Cualquiera tiene una katana en su cuarto, pero pocos conocen la tradición de su forja o el valor que los últimos combatientes que negaban las armas de fuego dieron a sus instrumentos de guerra. Todo el mundo ha visto un sol naciente pero pocos han leído las palabras de un kamikaze o entendido la profundidad del honor de un derrotado.

 

 

Pretender abarcar algo tan extenso y espinoso como es Japón por medio de niñatos en falda es como querer comprender España escuchando bakalao. Pero qué sabré yo, sólo soy un estudiante de provincias…

R. Jordan

Anuncios

18 pensamientos en “Japón para tontos

  1. No has pensado que hay gente a la que simplemente le divierte el manga y no quiere ir más allá o que solamente le gustan (e interesan) algunas cosas concretas de la cultura nipona?
    A mí esta actitud de “como soy experto en X que antes era marginal (en cuanto a número de fans) y ahora todos van de súperenterados, me siento ofendido y señalaré por la calle a todo aquel que no sepa lo mismo que yo ni quiera aprenderlo” me parece aun menos madura que las que criticas.

    ¿Te gusta algo? ¿Te interesa algo? Ok, disfrútalo, y respeta a los que ni saben tanto, ni tienen interés en saberlo.

    • Creo que la crítica no va dirigida a que les gusten únicamente X aspectos de la sociedad nipona, sino a que este tipo de gente cree que el modus vivendi de esta gente es simplista en exceso. ¿Cuántas personas conoces que al mencionar la palabra “Japón” resuman un país con cultura tan jodidamente antigua con tópicos como “hentai”, “ninjas” o “sushi”? Pues eso.

      • Y voy más lejos, cuanta gente de esas, cuando ocurren catástrofes como lo de Fukushima de hace un par de años, su máxima preocupación no es la hecatombe ecológica o la tragedia en vidas humanas y los incontables daños materiales. ¡Si no que siguiesen publicando su anime/manga favorito!

  2. Caballero, me descubro el cráneo ante usted. Al igual que usted, soy un gran aficionado a las culturas asiáticas, aunque mis filias van más por China que por Japón. No obstante pienso que el Otaku común que se cree que el Japón es una mezcla de Lucky Star y Naruto, está muy lejos de comprender al general Suribayashi en la batalla de Iwo Jima, al cine de Kurosawa, a la actitud de los 7 samurais. Aunque claro, la visión pervertida del Bushido que ofrecía la Junta Militar con Hidei Tojo a la cabeza, también queda muy separada de la realidad. También, muchas veces se pasan de románticos con la figura del Samurai, cuando eran guerreros que tenían un concepto del honor cuanto menos particular, pero no el que nos muestran los animes, si no el que muestra su genial cine realista. Me encanta que hayas citado a la genial Ruth Benedict, me encantó también “La Espada y el Crisantemo”

  3. Patanes hay en cualquier ámbito cultural, y sinceramente, defender la figura del emperador… Da igual Japón que Austria-Hungría, defender la figura del emperador por simple nostalgia estética o tradicional es equivalente a elevar a categoría de icono pop a Charles Manson

  4. Por más que esté de acuerdo, me parce sobrante tanta argumentación en contra. La fama reducida a lo absurdo que tiene Japón no es culpa de los adolescentes granosos, sino del capitalismo que convierte en producto a las culturas. Si lo que más vende de Japón es eso, eso es lo que se conoce y de lo que se le hace propaganda. Los fans del manga y del anime no son muy diferentes a los fans de Marvel o Star Trek, y sin embargo no se les tiene tanto desprecio.

    Noto cierto fanatismo por Japón y por tanto, un especial desprecio por los Otakus que, según tu texto, “manchan” la imagen de tu querida cultura.

    Por no decir que, con estar en Tokyo un solo dia, te darás cuenta de que te guste o no, los Otakus son una gran parte de la cultura japonesa actual, te guste o no.

  5. .No voy a entrar a debatir, porque creo que esta muy clara tu opinion, pero pienso que estas equivocado, que la gente se rige por modas, si, pero vamos a ser claros, a la gente no le interesa profundizar en las culturas, solo le interesa una serie de puntos que fascinan en un principio y lo convierten en un fanatismo, a mi personalmente no me molesta, porque yo no voy a ir por ahi disfrazada, pero es otra manera de ver otra cultura, no te olvides de quienes exportaron estas modas, el propio japon, que me parece que eres tu al final se ofende porque, de hecho uno de sus encantos, como de otras culturas, es la libertad de expresion, que deja mucho que desear en la cultura española, y me parece que tambien se te ha olvidado cuando tenias 16 o 20 años, que todos estabamos con el pavo, en esta socidad moderna eso se alarga hasta los treinta y tantos, asi que amigo, se mas tolerante, la gente vive su vida a su manera y tu no tienes que estar de acuerdo, en eso reside la belleza de la vida, en parte… ,

  6. “Patéticos”, “horrendos”, “mocosos”… ¿Cómo se puede pretender ser razonable criticando a un grupo de gente por generalizar cuando el autor de esta entrada generaliza sobre este mismo grupo de gente con una actitud tan despótica y encima insultándolos? Y encima otros que le aplauden.

    En fin…

  7. Los “otakus” actuales son supuestos amantes de la cultura japonesa que no hacen mas que engullir comics, comprar “ramen” en el chino del barrio y disfrazarse de la serie de turno. FIN. Y esos se supone que son amantes de una cultura milenaria y con millones de detalles que hasta al mas enterado se le pueden escapar (como bien dice el artículo).

    Por lo general, este tipo de críticas que tachan con insultos a un grupo de gente generalizando a lo bestia me parecen una soberbia ida de olla de un perturbado, pero la verdad es que no puedo estar mas de acuerdo con el autor. Normalmente los “otakus” son flipados que afirman amar a una nación y a una cultura cuando, por lo general, solo saben las 4 chorradas de ella. Eso no solo ofende a los verdaderos interesados y amantes de esa cultura y de ese país, si no que ofende a cualquier persona con sentido común.

    Yo de Japón se lo que echan por la tele y poco mas. Vi algunos animes cuando tenia 16 años algunos mangas e incluso quise disfrazarme de algún personaje pero ni en mi peor ida de olla se me habría ocurrido decir que soy un amante de esa nación. Es como amar la paleontología por haber visto Jurasic Park, joder.

    • Generalizar, generalizar y más generalizar… ¿No os dais cuenta de que criticáis porque unos generalicen cuando estáis generalizando vosotros? xD

  8. A ver señores, no nos subamos por las paredes.
    Una cosa son los otakus y otra los amantes de la cultura nipona, son cosas diferentes aunque pueden ir de la mano. Personalmente la cultura asíatica siempre me ha gustado, tanto la nipona como la china (tal vez por el gusto de mi madre a ésta última). No me considero una experta ni mucho menos, aunque siempre estoy dispuesta a conocer algo más sobre su historia, sociedad o costumbres.
    Si, soy otaku, me gusta el manga y el anime, pero no por ello considero que eso sea todo lo que es japón.

    PD: Aprovecho para lamentar la mala impresión que puedan dar del resto de otakus, unos individuos que han menospreciado el daño que se ha sufrido con desastres como Fukushima.

    PD2: Muy buena reflexión sobre la cultura y la superficialidad con que parece que se trata habitualmente, espero que ayude a la gente a ser un poco más consciente.

  9. Tu eres un friki de Japón, ni mas ni menos, tienes la misma “obsesión” por el tema que los otakus por sus mangas. Casualmente “lo nuestro” nunca es una “obsesión”, siempre lo es lo de “los demás”.

    Si hubieses escrito el artículo con propiedad incluso te habría dado la razón, pero en fin, el españolito medio siempre igual, viendo la paja en el ojo ajeno e intolerante y envidioso mas no poder.

      • Claro, que mainstream es Japón a estas alturas, a llorar como un niño se ha dicho.

        Por cierto, los camellos, ebrios, yonkis y demás “tradiciones” españolas ya te las dejo a ti, tranquilo. De eso también tenemos en abundancia, No me extraña que nos vean como nos ven afuera.

  10. Caballero, todo su argumento es inválido en el momento que ha decidido poner fotografías de personas que conozco en su post para convalidar lo que estaba diciendo.

    Generalizando e insultando al amplio sector cosplayer no haces que tu argumento sea más válido. Y menos aún, colocando fotografías de cosplayers que están enseñando su trabajo aun sin finalizar o en medio de una actuación, comparandolos con tus palabras de “cosplayers gordos, granudos, con espadas de cartón”.

    Yo que tu retiraba esas fotos porque los que salen en ellas no les hará ninguna gracia que les hayas puesto de ejemplo de ser un falso o un fantasmón que se las da de cultureta y luego “solo ha visto One Piece en Telecinco”. Si no conoces a esas personas, no utilices su imagen para este tipo de cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s