La Petite Mort (o como llegar a ella mediante el Cloretilo)

La petite mort, segun la wikipedia, hace referencia al período refractorio que ocurre después del orgasmo sexual. Este término ha sido interpretado generalmente para describir la pérdida del estado de conciencia o desvanecimiento post-orgásmico que sufren las personas en
algunas experiencias sexuales.

Quiere decir esas decimas de segundo en las que pierdes totalmente la nocion de la realidad despues de haber eyaculado en el caso de los hombres, y supongo que querra decir tambien, cuando una mujer en pleno extasis de convulsiones y movimientos pelvicos se entrega totalmente a su amante en pos de alcanzar un estado mas alla de lo terrenal.

Pero hoy no quiero hablar de ello la verdad.
Aunque es un tema interesante y supongo que a todos nos encanta alcanzar tal estado, menos a nuestro querido clero (cabrones hipocritas),hoy quiero hablaros de mi experiencia con el Cloretilo, o mejor, cientificamente dicho, Cloruro de Etilo.
Dicese de una especie de inhalante para paliar ciertas dolencias en las articulaciones.
Para ser mas claros para los que tenemos una vida un poco mas modesta y ochentera:
Seria mas bien un tipo de spray Reflex de esos que me echaba mama en las piernas cuando tenia calambres, pero en plan mas serio y de uso hospitalario.

A dia de hoy por lo visto solo es posible su adquisicion mediante receta medica.

A mi me llego de la manera mas curiosa posible.
Dado que en el lugar que trabajaba, un hotel (quiero deciros que la hosteleria es la mayor cuna de yonkis de España), daba de vez en cuando con gente poco mas mayor que yo y que de verdad estaban de vuelta de todo.
Y el que no consumia porros mas que tabaco normal, traficaba con perico con el resto del hotel, disfrutando de un consumo propio como haria el propio Toni Montana.
Uno de estos magicos seres me hizo llegar secretamente y con cara propia del que te esta contando un secreto de esos que traerán cola, abrio su taquilla y me regalo un bote de estos.

Diciendo que se lo había conseguido su madre que trabajaba en un hospital (que clase de familia es esta??), me explico un poco como eran los sintomas y el consumo.

El recomendo que rociara un trozo de tela con el spray y rapidamente lo colocase en mi boca y aspirara con todas mis fuerzas como si fuera un pez de cualquier lonja, intentando aferrarse a la vida.
Y así hice en mitad del vestuario de mi trabajo, en plena jornada vespertina laboral, aprovechándome de que había poca clientela en ese momento.
La sensacion es un frio enorme en la laringe y una extraña sensacion de que realmente no pasa nada.
Pero ¡ay pajaro! ¡ay pajaro! ,cuando pasan 40 segundos aproximadamente…
Es entonces cuando comienza una extraña sensacion de perdida de la realidad.
Pito continuo en los oidos, hormigueo sobrenatural en la punta de los dedos que se va extendiendo rapidamente de las manos,
y la sensacion de que como no te sientes inmediatamente te caeras al suelo.
Todo esto acompañado con unas ganas de reir increibles, pero siendo imposible el hacerlo dado que tu cerebro no es capaz de dar esa orden a tus musculos faciales en ese momento.

Y te empiezas a preguntar…mierda.

Algo no funciona, esto da miedito. Y te quedas totalmente en stand by durante al menos minuto y medio, en el que desaparece totalmente la realidad a tu alrededor y pasas a formar parte de algo, no sabes bien el que,
pero algo distinto. Y seguramente que el que lo vea desde el exterior, debe pensar que joder, que me he quedado en el sitio para siempre. Y es que la verdad que puede dar algo de cague.

Yo lo he probado en muy pocas ocasiones, y es mas, hay tengo el bote en mi estanteria como si tuviera una figura regalo de Cuenca, sin hacerle mucho caso, ya que la ultima vez que lo caté, me tuvieron que despertar con alguna que otra bofetada, y la verdad que aunque me despertaron muy feliz,
a mi me dio algo de panico.
Que lo supe disimular con un “joder! no pasa nada!”.

Inhale despues de una noche movidita de cervezas y alcohol en mi cuarto y
viendo que la noche decaía, decidi seducir a mi victima, dada que ella era perro viejo en otros quimicos, pero no especialmente en este.
Y la verdad que ella no lo noto siquiera, mas que tragar, parecia que le fuera a dar un ataque de asma. ..
Vaya Fail..pero bueno, yo que no se me daba mal el tema, lo hice a la primera.
Me acuerdo de estar escuchando el Tiempo de las Cerezas de Bunbury y Vegas, y notar como poco a poco, estando sentado en una silla de director, la musica empezo a desvanecerse muy lentamente, y mi cabeza se quedo inerte sobre mi pecho.
Y asi mas o menos, durante un tiempo de 2 minutos, en los que que yo era totalmente capaz de escuchar todo a mi alrededor (la voz de mi amiga llamandome y rogando que me despertara) pero no era capaz de
reaccionar…HE AHI MI PETITE MORTE!! una sensacion angustiosa, pero no se, diferente…y eso a gente como yo, nos pone.

Poco despues me entere un poco mas cientificamente de como era eso del Cloretilo.
Y es que aplicado sobre la piel proyecta una rafaga de mas de -200 ºC sobre la piel, lo que consigue un relajamiento analgesico sobre articulaciones que esten seriamente perjudicadas y doloridas.
Dado su ingesta por via aérea, lo que produce al entar en contacto con nuestro cerebro es cortar la llegada de oxigeno al cuerpo durante un periodo de tiempo estimado proporcional a la cantidad ingerida o a lo viciosos que hayamos llegado a ser.
De ahi esa perdida completa con el entorno.
A la larga, produce graves arritmias en el cuore, por lo cual esto no es como el que sale a la terraza a fumarse un piti antes de mimir.

Yo te digo mi experiencia, que la verdad me fascino tanto como cuando….como cuando…me masturbe mi primera vez?
Supongo que seria el símil mas lógico posible.

Cosmonaut

Anuncios

Rubifen, o algo que hacer un domingo tarde

Siempre he preferido los estimulantes. No entiendo como alguien puede consumir sustancias depresivas y pagar por ello. Para eso ya tenemos los discos de The Smiths, ¿no?

El caso es que cualquiera droga (cualquiera de las que yo he consumido) tarde o temprano actúan como un depresor. Si alguien se ha comido el solo un gramo de sulfato de anfetamina y ha seguido vivo para contarlo al día siguiente, entenderá lo que digo. Nada encoje más el corazón que un puñetazo en forma de resaca de speed.

Son pese a todo, los nombrados estimulantes, las mejores y más excitantes drogas. Esto las hace perfectas para una noche de fiesta (ilustrados, sí, pero también vivimos) o una tertulia de ocho horas y mandíbulas desencajadas. Puñetazos antes y después, amados lectores.

Pero si lo que la situación requiere, pues estamos aquí para usar las drogas como las fichas de un ajedrez, no como un vulgar pasatiempo, hay que buscar alternativas menos bruscas que el speed para no acabar con un agujero en el alma del tamaño de Mataró. Es ahí donde entra otra aconsejable opción: el Rubifen.

Una amiga de mi época de alumno de instituto tenía recetado por parte de su siquiatra este medicamento. No entraré en muchos tecnicismos, solo mencionaré algunos datos de interés:

Dicho medicamento (Rubifen), llamado así aquí en España pero más conocido como Ritalín, es un compuesto llamado Metilfenidato. Se trata se un psicoestimulante que, pese a sus más de 60 años de historia, se popularizó durante la pasada época para tratar el déficit de atención y la hiperactividad. Como ya habréis supuesto, pues vuestra inteligencia e ilustración seguro que no tiene nada que envidiar a la mía, es un medicamente que ÚNICAMENTE puede conseguirse con receta. O teniendo un conocido que la tome y os la pase (yo también me doy asco, no sufráis). Vayamos con sus pros y sus contras.

Pros

·En mí caso conseguirlo es sumamente fácil. Falsificando recetas o similar, no creo que su precio sea muy elevado. Eso sí, puede convertirse en una odisea. En otro artículo hablaremos de como falsificar recetas y asaltar farmacias. No os impacientéis.

·El efecto de euforia y lengua de metralleta es delicioso. Además, la cabeza te trabaja a un ritmo de 200 % lo que lo hace idóneo para vísperas de exámenes.

·Su ingesta en lugares públicos es más discreta y rápida que la del sulfato de anfetamina.

.Gracias al tiempo de duración que tienen sus efetcos (unos treinta minutos para los comprimidos de 20 miligramos) la convierten en la droga perfecta para jornadas festivas de tarde o conciertos no-nocturnos.

Contras

·Dándole la vuelta a muchos de los pros, salen muchos defectos: como conseguirlo, corta duración …

·Primordialmente, el bajón. Si en el caso del speed es arduo, almenos el tiempo en que duran los efectos (los deseados) se puede decir que lo merecen. En el caso de la ritalina, la depresión post-ingesta es abismal en comparación con la estimulación que la precede, llegando a un punto de apatía bastante preocupante.

Conclusiones

Pese a todo, es uno de los estimulantes menos dañinos y, tomando en las dosis necesarias, es más que recomendable.

Mi uso particular es para, como puede verse en el encabezamiento de mi articulo, las tardes de domingo o de cualquier día en que la monotonía sea acuciante y el cuerpo y la mente requiera de un estímulo extra.

Nuestra generación necesita nervio, agresividad y facultades mentales alerta. Get Rubifen, my friend

Pánico Víctor

La crísis del éxtasis

Muchos de los aquí llamados “yonkis ortodoxos” estamos preocupados con respecto a la nula aparición de éxtasis en nuestras largas noches de fiesta.
Al principio resulta un poco extraño, el hecho de que un día para otro haya desaparecido todo el éxtasis que considerábamos de buena calidad, pero… amigos, tiene su explicación.
Como ya sabreis (y sino ya os lo digo yo) el mercado del éxtasis se mueve (o se movía) gracias al gigante asiático , China, pero, a raíz de las olimpiadas de Beijing 2008, los controles de las autoridades chinas, se endurecieron, y mucho. Y aunque no nos lo creamos, esto ha tenido su seria repercusión en nuestras fiestas.

el LSD era del diseñador

Se trata de una sustancia llamada safrol. El safrol es un líquido incoloro, extraído de la raíz del “sassafras” en forma de aceite.
Este líquido es una de las principales sustancias usadas en la preparación clandestina del éxtasis. El procedimiento estándar consiste en la isomerización del safrol hasta isosafrol en presencia de una base fuerte, oxidación del isosafrol hasta 3,4-metilendioxi fenil-2-propanona, seguido de una aminación reductiva con metilamina hasta MDMA (gracias wikipedia).
Hoy en día cualquiera que tenga a mano un “test de marquis” a mano se dará cuenta de que es prácticamente imposible conseguir éxtasis de calidad en nuestro país, y esto se debe a que gracias al endurecimiento de los controles chinos, es dificilísimo conseguir grandes cantidades de safrol para usarlo como precusor del MDMA.

El amargo futuro que nos espera?

Es paradójico que la decisión del comité olímpico esté afectando a nuestras salidas nocturnas hasta tal punto. En el apasionante mundo de la globalización que nos ha tocado vivir, todo está relacionado.
Aún y todo, según tengo entendido hace poco menos de un mes, en el norte de la península, se han estado moviendo bastantes partidas de mdma de relativa pureza.

La opinión de un ex-consumidor habitual de esta sustancia (no me queda otra) es que lo último que debemos perder es la esperanza. Creo que muy poco a poco, de aquí a unos años volveremos a encontrar la estabilidad que buscamos en nuestro mercado favorito, el de las drogas de síntesis.
Mientras tanto, no nos quedará otra opción que aguantar nuestras raves a base de sulfato de anfetamina, como hicieron nuestros padres antes de la popularización del éxtasis.

Jorge Schleicher

MDMA, cada fiesta puede ser "la mejor de la historia"

La Absenta y la Literatura

Charles Baudelaire (1821-1867)

Charles Baudelaire (182-1867)

Charles Baudelaire (1821 – 1867) es considerado como padre del decadentismo (movimiento que llegará a su cenit con Joris Karl Huysman) y poeta maldito por excelencia a causa de su glorificación del mal, su descarado inmoralismo y su vida de excesos. En 1857 publicará su obra maestra “Las flores del mal”, obra que produce un enorme escándalo entre la sociedad parisina y conducirá a Baudelaire ante los tribunales por un cargo de obscenidad.

A causa de su vida libertina contrae la sífilis, lo que se suma a otras dolencias como una crisis gástrica, y para atenuar el dolor recurre a los narcóticos como el opio, el hachis, el éter y por supuesto el absenta. Pronto se convertirá en uno de los pioneros (junto al inglés Thomas DeQuincey), de la defensa del uso de las drogas como método de creación literaria con su obra “Los paraísos artificiales” , donde el autor cuenta sus experiencias alucinatorias a través del opio y el hachis, mezclando este último ,en ocasiones, con el ajenjo buscando así acrecentar el éxtasis.

Dos personajes plenos exponentes de la vida bohemia serán los parisinos Paul Verlaine (1844 – 1896) y Arthur Rimbaud (1854 – 1891), que además de regalarnos apasionados versos y convertirse en padres del simbolismo moderno, vivirán una turbulenta relación homosexual empapados de absenta y lagrimas.

Arthur Rimbaud nace en una conservadora y aburguesada familia donde recibe una rígida educación católica, mostrando desde muy joven unas enormes capacidades para la literatura; pronto comienza a protagonizar escapadas nocturnas entrando en contacto con otro mundo que su familia le había ocultado: el de los desfavorecidos. Esto, junto a un breve pero intenso contacto con la comuna de Paris, le lleva a comenzar a escribir una poesía política y concienciada. Sin embargo esto se ve truncado tras ser una noche violado por unos soldados ebrios de la comuna, tal como el propio autor relata en su estremecedor poema “El corazón herido”. En ese momento la actitud del joven Rimbaud  se torna caótica y violenta, empieza a beber en abundancia mientras se pasea por los cafés con un aspecto andrajoso y satánico, escandalizando a los burgueses al tiempo que decora los muros de las iglesias con amenazantes pintadas que rezan: “¡muera Dios!”.

Paul Verlaine ebrio en un café

Paul Verlaine ebrio en un café

En ese instante se cruza en su vida Paul Verlaine, a quien conoce en una de las tertulias de Mallarmé (las cuales son el germen del simbolismo), y quien queda prendado del atormentado joven que es Rimbaud. Juntos comienzan a vivir una existencia de excesos, recurriendo a menudo al absenta y al hachis, que les conducía a estados visionarios para alcanzar una trascendencia poética, (“registrar lo inefable y para ello es preciso una alquimia verbal que, nacida de una alucinación de los sentidos, se exprese como alucinación de las palabras, al mismo tiempo, esas invenciones verbales tendrán el poder de cambiar la vida”), gracias a los cuales escriben sus poemas más inquietantes y sombríos, mientras escandalizaban a la puritana sociedad parisina con sus comportamientos antisociales .y su vida disoluta.

En Inglaterra, el absenta irá más ligado al refinado mundo del dandismo que a la crápula vida bohemia. Oscar Wilde fue uno de sus grandes consumidores y escribe un célebre párrafo narrando los efectos de este espirituoso:

“Después del primer vaso, uno ve las cosas como le gustaría que fuesen. Después del segundo, uno ve las cosas que no existen. Finalmente, uno acaba viendo las cosas tal y como son, y eso es lo más horrible que puede ocurrir”.

Rubén Darío (1867 – 1916) máximo exponente del modernismo hispánico y pese a su enorme éxito literario y vital, siempre acarreó graves problemas de alcoholismo. En 1910 ante la ascensión de las vanguardias, sufrirá una profunda depresión que le llevará a abandonarse a todo tipo de excentricidades bohemias, entre las que por supuesto se incluía el ajenjo. Afectado por una dolencia mental, acentuada por sus problemas con el alcohol en general y el absenta en particular, se refugia en Mallorca sustituyendo el hedonismo por el misticismo. Dos años más tarde regresa a su Nicaragua natal, donde muere por afecciones relacionadas con su dipsomanía.

Se atribuye a Ernest Hemingway (1899 – 1961) recurrir al absenta para reunir el valor necesario para torear. Además en su novela “Muerte en la tarde”, obra dedicada a la tauromaquia y por ende a su querida e idealizada España, el autor estadounidense describe esta bebida como “una alquimia liquida que cambia las ideas”, revitalizando el mito de la fee verte.

Igualmente el brujo inglés Alister Crowley (1875 – 1947), escribe un ensayo lírico de gran belleza llamado “Absenta, la diosa verde”, manteniéndose así la tradicional relación entre esta bebida y el mundo de la hechicería.

Edgar Allan Poe ¿Alcohólico?

Edgar Allan Poe ¿Alcohólico?

Finalmente, resultaría interesante analizar la controvertida figura de Edgar Allan Poe (1809 – 1849), uno de los indiscutibles maestros del relato corto y del género gótico.

Tradicionalmente ha sido visto como un autor atormentado e inestable, afectado por profundas depresiones, las cuales buscaba combatir mediante el láudano y el absenta. Estos problemas se verán agravados con la prematura muerte de su querida esposa Virginia (hecho que inspiraría su mítico relato de “El cuervo”) y que trastoca a Poe hasta tal punto que acaba en un estado lamentable, vagabundeando por las calles, ebrio y vestido con harapos. Tras una serie de desastrosas relaciones sentimentales, Poe logra concertar matrimonio con un antiguo amor de juventud y rehacer su vida. Sin embargo, unos pocos días antes de la fecha de su boda desaparece, para aparecer tres días más tarde en estado de delirio (posiblemente afectado de delirium tremens) en una taberna de Baltimore, actuando como un demente y atacando a los enfermeros que pretendían ayudarle, para morir esa misma madrugada.

Sin embargo esta versión de su muerte ha sido puesta en duda, señalándose la posibilidad de que padeciera diabetes, o que incluso hubiera sido contagiado de rabia. La polémica va más lejos al señalar algunos autores que Poe era en realidad abstemio y toda la leyenda creada en torno a su figura, bien pudo ser una farsa intencionadamente creada por el propio Baudelaire , (gran admirador y traductor de la obra de Poe al francés) ,como una estratagema publicitaria……. La polémica esta servida.

David Landot

El Speed Ortodoxo

[Como parece que de esto no se habla demasiado, me propongo empezar una especie de “mini decálogo” de sustancias (siempre desde el punto de vista ortodoxo de las mismas), más como pequeña despensa de conocimientos que como guía]

Speed

Lo que dicen los médicos y los laboratorios:

“El sulfato de anfetamina es un polvo cristalino, de color blanco, inodoro, de sabor amargo, con propiedades levemente insensibilizadora. La tolerancia se desarrolla rapidamente, lo que significa que la persona necesita más para conseguir el mismo efecto. La sobredosis puede ser fatal.

El Speed, como cualquier anfetamina, provoca un estado de estimulación física y psicológica, anula el cansancio, el sueño,el hambre, aumenta la concentración, reduce la temperatura corporal. Cuando se consume por boca, inhalada, inyectada o fumada, produce un intenso placer, debido a que libera un neuroquímico de recompensa: la dopamina. Con el uso crónico, la droga sobreestimula la dopamina y otro neuroquímico, la serotonina, que estarán permanentemente comprometidos. Estimula la agresividad. “

teoricamente, speed

teoricamente, speed

El Speed Ortodoxo:

Podemos considerar el speed como una droga claramente apta para los yonkis ilustrados por razones variopintas:  desde su precio (que es un máximo de 20 euros el gramo), hasta la facilidad con la que se consigue por las noches (la calidad es otra cosa), pasando por efectos que no se suelen mencionar en los libros, tales como la verborrea y la extraña sensación de lucidez unida a la euforia.

Durante un “viaje” de speed podemos pasarnos horas, literalmente, con unas ganas locas de decirle chorradas al tipo de al lado.

Suele ser un complemento excelente de otras sustancias estimulantes como el LSD o la cocaína, aunque hay que recordar que puede causar irritabilidad, ansiedad o agobio y/o paranoias, con lo que dentro de lo posible, recomendamos su consumo dentro de un ambiente relativamente controlado o en el que el consumidor se sienta agusto.

Resulta últil, para el propósito del practicante ortodoxo, la falta de sueño que causa su sonsumo, ya que podemos pasarnos una noche entera (según dosis y calidad) en un estado desde eufórico a animado, minimizando el sueño, la apatía o la modorra hasta límites francamente curiosos.

Como efectos adversos, recalcar la posible depresión que se experimenta cuando los efectos desaparecen y la resaca, con mareos y dolor de cabeza, que, como los efctos, varía en intensidad según la persona y su estado físico y/o emocional.

Valoración en la Escala Benway

8/10

Dr. Benway